Inicio > Internacionales > Arias propone restituir a Zelaya como presidente de Honduras hasta enero

Arias propone restituir a Zelaya como presidente de Honduras hasta enero

1247940925_0

Los representantes del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y de Roberto Micheletti, el gobernante designado tras el golpe de Estado del 28 de junio, se sentaron este sábado a la mesa del diálogo con la mediación del presidente de Costa Rica, Óscar Arias.

El Nobel de la Paz recibió en su casa a las comisiones nombradas por Zelaya y Micheletti, que ya mantuvieron un encuentro los pasados 9 y 10 de julio.

El mediador planteó a las partes siete puntos para solventar la crisis, entre ellos restituir a Zelaya como presidente hasta enero, al frente de “un gobierno de unidad y reconciliación nacional compuesto por representantes de los principales partidos políticos”.

Además, Arias propuso adelantar al 25 de octubre las elecciones, inicialmente previstas para el 29 de noviembre, y aplicar una “amnistía general”, aunque sólo para los “delitos políticos”.

Otro de los puntos es la “renuncia expresa” de Zelaya a instalar una cuarta urna en las elecciones, así como a cualquier consulta popular no autorizada por la Constitución. El mediador se refiere así a las pretensiones del presidente depuesto de preguntar el pasado 28 de junio a la población sobre la convocatoria de un referéndum para iniciar la reforma constitucional. Ese mismo día fue capturado por el Ejército y expulsado del país hacia Costa Rica.

El plan, por ahora, cuenta con el apoyo de Zelaya, mientras que la delegación de Micheletti se limitó a indicar que no descarta “ninguna de las opciones” para salir de la crisis siempre que se respete la Constitución.
‘Los caminos de la paz’

Arias leyó también un mensaje en el que recordó que la comunidad internacional “ha dado su respaldo unánime a esta mediación, esperando que el conflicto hondureño se resuelva por la vía diplomática y los caminos de la paz”, puesto que la fuerza “es el origen de este problema y no será jamás su solución”.

Según Arias, el simple hecho de sentarse a conversar es “un esfuerzo admirable que hoy retoman dos grupos antagónicos en nombre de un país que los convierte en hermanos”.

La mediación del Nobel de la Paz —logrado por su papel en los conflictos en Centroamérica en los años 80— cuenta con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la ONU y el Gobierno de EEUU.

Anuncios
Categorías:Internacionales
  1. Valeria Zelaya
    22 julio, 2009 en 4:03 PM

    La corrupción en Honduras y Chávez
    Los informes sobre la corrupción en Honduras han sido escandalosos desde hace muchos años, pero nunca alguien se imaginó que iba alcanzar un proyecto tan ambicioso como lo es el de Hugo Chávez y su revolución Bolivariana.
    Sin entrar en detalles sobre si los motivos de Chávez sean legítimos o no, no es el caso, es claro que vio en Honduras condiciones indispensables para extenderlo en este país.
    Y así hubiese sido, pero cometió un fatal error de cálculo el presidente Chávez, no midió los límites de la corrupción existente en Honduras.
    Y es de todos conocido que la inversión millonaria que el grupo del ALBA y PETROCARIBE, hizo fue para desarrollar algunos proyectos de bienestar social que mostraran a la población los beneficios de adherirse al mismo. Sin embargo, las auditorias que se están haciendo hoy, muestran que la mayor parte de este dinero pasó a los bolsillos privados del tristemente célebre grupo que acompaña al ex presidente Mel Zelaya.
    Esta corrupción estaba siendo denunciada desde casi un año atrás. Por los principales noticieros del país; circularon denuncias sobre el engaño del gobierno de Zelaya sobre el grano y la semilla que se dio para arrancar la producción agrícola entre las poblaciones más postergadas. Los campesinos, conocedores de la materia, dijeron que la semilla que les dieron eran granos pintados y no dieron fruto.
    Pero fue callada la voz de los más pobres. Lo mismo ocurrió con los famosos tractores que fueron dados a unos pocos que no los sabían usar y se averiaron.
    Se hizo uno o dos proyectos de vivienda, luego se financió una ONG que comenzó a hacer casitas a un precio tres, cuatro y cinco veces más caros de lo real.
    Era claro que Zelaya informaba de una situación muy diferente de cuanto acontecía en realidad en Honduras. Las multitudes que acompañaron la firma del ALBA fueron pagadas a precios increíblemente altos. Los coordinadores de grupos recibían dinero para repartirlo entre los seguidores, pero no lo hicieron y ahora andan prófugos con los mismos.
    Zelaya pedía más y Chávez se lo daba, porque creía que la bonanza de los millones de dólares invertidos tenía asegurado el triunfo del proyecto. Pero cuando fue necesario comprar las voluntades que sí iban a responder, Zelaya no ofreció mucho, porque ya no había nada.
    Corren rumores, y en un país con tan poca población como esta donde todo se sabe, que Zelaya pidió aún más dinero para la consulta popular y que Chávez se lo negó debido a la baja del precio del petróleo, y que le sugirió que buscara sus propios fondos para terminar la misión.
    Puede ser cierto, eso explica como se sacaron del Banco Central los 50 millones de lempiras unos días antes de los fatídicos eventos que todavía conmocionan al país.
    Todos buscan los dineros, y estos, posiblemente, se encuentren muy seguros en cuentas en el exterior. Recordemos que uno de los últimos movimientos estratégicos de Zelaya fue nombrar a su leal y fiel compañero Milton Jiménez en la comisión de Banca y Seguros.
    Así, ahora comprendemos como Chávez se siente furioso y traicionado, posiblemente tuvo otras opciones antes que Honduras y apostó al equipo perdedor.
    Ahora vemos un Zelaya cansado, con el mismo discurso y sin dar explicaciones. Manteniendo ante Chávez la idea de que todo un pueblo le apoyaba y justificando sus acciones condenando a Micheletti y las Fuerzas armadas de su fracaso.
    Es triste observar como el depuesto presidente se ve obligado a viajar cada día a un país nuevo y recitar su poema mientras su caso judicial aporta mayores y contundentes pruebas.
    Todos se empecinan en no reconocer la terrible corrupción que desató el depuesto Zelaya en el país, solo vista una vez en nuestra historia. El Canciller López contreras no debió sentarse a una mesa de negociaciones con actores que tienen orden de captura por lavado de activos, abuso de autoridad y malversación de fondos y que ahora buscan inmunidad participando como defensores de una causa ya muerta.
    Pero Chávez quiere recuperar su inversión, no le importa el costo. Debería pedirle las cuentas a Mel Zelaya y, si realmente le queda algo de dignidad, Zelaya podría reconocer ante Chávez sus errores, devolverle su dinero y dejar en paz al pueblo hondureño.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: