Inicio > Internacionales > Ahmadineyad exige a EE UU y al Reino Unido que dejen de interferir en Irán

Ahmadineyad exige a EE UU y al Reino Unido que dejen de interferir en Irán

chekiando

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha exigido hoy al Reino Unido y a Estados Unidos que dejen de interferir en los asuntos internos de Irán, según informa la agencia estudiantil de noticias Isna. “Quieren minimizar la grandeza que ha logrado el pueblo iraní dentro y fuera del país, tras las elecciones presidenciales” del 12 de junio, ha asegurado Ahmadineyad.

“Quieren minimizar la grandeza que ha logrado el pueblo iraní dentro y fuera del país, tras las elecciones presidenciales” del 12 de junio, asegura el mandatario iraní. “Con estas opiniones prematuras os saldréis con toda seguridad del círculo de los amigos de Irán, así que os aconsejo enmendar vuestra postura intervencionista”, ha advertido Ahmadineyad. Según el mandatario, estos países no conocen al pueblo iraní y se equivocan al enjuiciar “estos acontecimientos que elevan aún más la importancia de la República Islámica de Irán”.

A las exigencia Mahmud Ahmadineyad a EE UU y Reino Unido se suman las declaraciones del ministro de Exteriores iraní, Manucher Motaki que ha criticado duramente a los países occidentales por sus declaraciones sobre el proceso electoral celebrado en la república islámica el pasado 12 de junio. Motaki, que se ha dirigido a los diplomáticos extranjeros que están en el país a través de la televisión nacional, ha denunciado lo que él ha denominado como “comentarios entrometidos” por parte de los oficiales británicos. También ha tenido palabras para Francia y Alemania y además, el ministro ha insinuado que personas relacionadas con la inteligencia británica ha viajado a Irán antes de las elecciones.

La campaña contra Occidente se dirige también hacia la prensa. El portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Hasan Qashqavi, ha acusado a los medios de comunicación británicos y estadounidenses de fomentar los disturbios y las protestas y ha advertido de las consecuencias que, para la población, puede suponer estar en contacto con ellos. Incluso el intercambio de correos electrónicos, ha dicho el portavoz, está considerado un delito contra la seguridad nacional, porque el objetivo de los medios es perturbar la unidad de Irán y fomentar la desintegración del país.

chekiando

Violencia en las calles

Mientras tanto, la tensión provocada por los resultados de las elecciones del pasado 12 de junio se recrudece en las calles de Teherán y entre el Gobierno y la oposición. El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, ha denunciado que el Consejo de Guardianes no es neutral y que se debe respetar la opinión de aquellos que creen que las elecciones no han sido limpias. En una clara y abierta crítica al Gobierno y en cierta manera al líder de la Revolución, el ayatolá Ali Jamenei, que ha respaldado los resultados de las elecciones generales celebradas la semana pasada que concedieron la victoria por una sorprendente mayoría absoluta al presidente Ahmadineyad, el político también ha criticado la falta de neutralidad de la televisión estatal iraní.

“La mayoría de la gente cree que los resultados electorales son diferentes a los que se han anunciado. La opinión de esta mayoría debe ser respetada y debe ser diferenciada de los saboteadores y de los infieles” ha dicho Lariyani en la televisión estatal. Sobre el Consejo ha comentado: “Aunque está integrado por gente de religión, creo que algunos miembros no quieren apoyar a cierto candidato a la presidencia”.

El viernes pasado, en un inusual sermón en la mezquita de la Universidad de Teherán, el ayatolá Jamenei afirmó que no ha habido fraude y que la victoria corresponde a Ahmadineyad, con quien comparte ideas sobre el futuro del país. “Los Guardianes deben esforzarse al máximo para conseguir que quienes protestan confíen y estén convencidos de que sus quejas serán tratadas como corresponde”, ha dicho Lariyani, que hasta la fecha estaba considerado como uno de los hombres cercanos al líder.

En las calles de Teherán continúan los enfrentamientos entre los ciudadanos que reclaman que hubo fraude en las elecciones de la semana pasada. Hoy se ha conocido que la hija del ex presidente reformista Alí Rafsanyani ha sido puesta bajo custodia de las autoridades “para garantizar su seguridad ante los actos terroristas de los manifestantes”.

La televisión pública iraní ha tenido que desmentir la muerte de varias personas en el incendio de una mezquita del suroeste de Teherán, una información que había facilitado a primera hora de la mañana, hora española. “En el incendio de la mezquita ninguno de los ciudadanos que estaban dentro han muerto”, ha dicho el locutor de la televisión, que ha pedido disculpas por el error.

chekiando

Detenciones de supuestos terroristas

La policía iraní ha confirmado a través de la televisión nacional la detención de varios miembros del grupo opositor ilegal Muyahidin Jalq (Combatientes del pueblo), considerados terroristas por el Gobierno iraní, acusados de causar graves disturbios durante los últimos días de protestas tras las elecciones.

Según la información difundida, los miembros de este grupo habían entrado en el país a través de Irak, donde habían recibido “entrenamiento terrorista”. “Los líderes de este grupo han instado a sus miembros a cometer actos terroristas como el incendio de autobuses y gasolineras o la destrucción del mobiliario urbano, además de atacar a las milicias islámicas”, ha dicho un portavoz policial.

Muyahidin Jalq es un grupo de oposición armada iraní que en la década de los 80 buscó refugio en el Irak que entonces dirigía Sadam Hussein, desde donde lanzó ataques contra el territorio iraní. Ahora, casi tres mil de ellos están en condiciones muy precarias, ya que Irak ha decidido su expulsión del país y no pueden regresar a Irán.

chekiando El Gobierno iraní expulsa al corresponsal de la BBC

El corresponsal en Teherán de la cadena británica BBC John Leyne ha recibido una orden de expulsión del país que deberá cumplir en 24 horas, según informa la agencia semioficial Fars y ha confirmado la propia BBC. El Gobierno iraní acusa al periodista de dar noticias falsas y apoyar a los saboteadores. Las autoridades de Teherán le acusan igualmente “de no mantener la objetividad” en las informaciones que ha proporcionado a la cadena británica, que ya denunció la interferencia de sus emisiones en lengua farsi. El Gobierno de Teherán sostiene que el periodista “ha echado leña a los disturbios” y no ha cumplido con el código ético de los periodistas. El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Hasan Qashqavi, ha vuelto a acusar hoy a los medios de comunicación británicos y estadounidenses de fomentar los disturbios y las protestas que desde hace más de una semana agitan el país.

Anuncios
Categorías:Internacionales
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: