Inicio > Internacionales > avión de Air France desaparecido francia

avión de Air France desaparecido francia

Air France permite realizar llamadas en pleno vuelo.

Asumida la catástrofe aérea, el esfuerzo del Gobierno francés se centra ahora en localizar el Airbus siniestrado. Con todos los síntomas de una proeza casi imposible. El propio Nicolas Sarkozy ha admitido la dificultad de hallar el fuselaje del avión —desaparecido la pasada noche cuando volaba de Río de Janeiro a París— y los 228 cadáveres, dos de ellos españoles, en un espacio de búsqueda que abarca centenares de kilómetros.

Así se entiende que París haya solicitado la colaboración del Pentágono para emplear los sistemas de rastreo vía satélite entre el este de Brasil y la costa de África oriental. Se ha dibujado una línea imaginaria de 2.000 kilómetros. Y se han involucrado en la operación la Guardia Civil española, la Marina francesa, el ejército brasileño y muchos otros países concernidos geográficamente en la zona del accidente.

La mayoría de los pasajeros y tripulantes eran de nacionalidad francesa y brasileña. También iban a bordo dos ciudadanos españoles, Andrés Suárez Montes, un ingeniero sevillano casado y de 38 años, y de una mujer catalana cuya identidad aún no se ha difundido.

Asimismo, había nueve chinos, nueve italianos, seis suizos, cinco británicos, cinco libaneses, cuatro húngaros, tres eslovacos, tres irlandeses, tres noruegos, dos estadounidenses, dos marroquíes y dos polacos, además de un ciudadano de cada uno de los siguientes países: Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Croacia, Dinamarca, Estonia, Filipinas, Gambia, Holanda, Islandia, Rumanía, Rusia, Sudáfrica, Suecia y Turquía.

1243884326_0

Lista de pasajeros

Según la relación ofrecida por Air France, de los pasajeros del aparato Airbus A330-200 desaparecido la mayoría, un total de 61, eran de nacionalidad francesa. Además, viajaban 58 brasileños, 26 alemanes, 9 chinos, 9 italianos y cinco británicos, entre otras nacionalidades.

Aunque las circunstancias de la desaparición del aparato no están confirmadas, Air France hizo un relato de las horas siguientes a su despegue del aeropuerto de Río de Janeiro, en el que se comprueba que el aparato atravesó una zona de tormentas y turbulencias fuertes que pudieron afectar a sus circuitos eléctricos.

El avión perdió el contacto con los controladores aéreos de Brasil y ni los de Senegal ni los de España y luego los de Francia -países desde los que se debería haber seguido la ruta del aparato- pudieron restablecer la comunicación con él.

En el aeropuerto parisino se creó desde primeras horas del lunes una célula especial de crisis para asistir a los familiares de los pasajeros y allí acudieron responsables de la compañía y del Gobierno y el Estado francés.
Después de encontrarse con los familiares que esperaban noticias de sus allegados, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, declaró que las esperanzas de encontrar supervivientes del avión de Air France desaparecido son “muy débiles” y que se desconoce qué ocurrió con ese vuelo.

Sarkozy reconoció que esta es “una catástrofe como nunca ha conocido la compañía Air France” y que las autoridades y los responsables de Air France trabajan para aclarar lo sucedido.

El presidente explicó que Francia ha enviado a la zona “barcos y aviones”, después de que se supiera que las autoridades galas habían pedido ayuda al Pentágono estadounidense.

3585478262_7c14ba2b95

Reconstruyendo el vuelo

Ahora se trata de reconstruir el vuelo del Airbus y de plantear las posibles variantes. El problema es que el Atlántico puede devorar el avión en muy poco tiempo, siempre y cuando no se haya producido anteriormente una explosión en el aire.

Brasil ha iniciado la búsqueda a 1.100 kilómetros de sus costas, mientras que Francia ha desplegado tres aviones de reconocimiento y una nave de la Marina en los aledaños de Senegal y de Cabo Verde. Se añade a ellos el avión de rastreo de la Guardia Civil, aunque comienza a percibirse en las autoridades galas una verdadera sensación de frustración respecto al resultado positivo de la operación.

Es como buscar una aguja en un pajar, por mucho que trate de acotarse el espacio de búsqueda en función de las últimas comunicaciones automáticas del avión siniestrado. El aparato se habría estrellado después de cuatro horas y cuarto de vuelo, en el espacio aéreo de Senegal, pero es una información demasiado vaga, genérica.

De ahí que adquiera cada vez más peso la resignación. En tal caso, las cajas negras se las habría tragado el mar y el misterio del Airbus quedaría sin respuesta para siempre.

Anuncios
Categorías:Internacionales
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: